Los trolls en internet son una plaga viral. No hay que tenerles miedo siempre y cuando sepamos manejarlos. Aquí te damos unas pautas:

-No dejes que te afecte: ningún comunity manager puede perder el sueño por un troll. No dejes arrastras tus emociones a ese campo.

– Se consciente de lo que es una queja legitima y lo que no. Para ello utiliza al departamento de Atencion al Cliente.

– Se amable al hacerlos desparecer, ellos quieren que entres al trapo, no lo permitas. Con un “gracias por la sugerencia!” nos dejaras descolocados.

– Antes de entrar al trapo, deja actuar a tus defensores.